CURSO

Mindfulness: el desarrollo de la consciencia humana”

Impartido por Vicente Simón

Catedrático de Psicobiología, Psiquiatra e Instructor de Mindfulness

SEVILLA 6, 7, 8 y 9 de diciembre 2018

 

  1. Mindfulness: el camino hacia a la consciencia humana.

 

La práctica de la meditación nos permite acceder a un estado de consciencia, propio del cerebro humano, en el que somos conscientes de nuestra actividad mental. Esta visión de la propia mente desde la distancia posibilita el conocerla y, hasta cierto punto, modificarla. No es necesario que sigamos presos de los hábitos erróneos que la mente ha ido adquiriendo a lo largo de la vida, sino que podemos, a través de su comprensión, liberarnos de ellos. Mindfulness resulta pues una vía idónea para desarrollar con plenitud las extraordinarias capacidades de la consciencia humana.

 

  1. La consciencia se encuentra con la emoción: La canalización de la energía emocional.

 

El dolor emocional es parte de la existencia. A veces se hace insoportable, convirtiéndose en un obstáculo para el disfrute de una vida sana y feliz. Sin embargo, para salir del laberinto en que ese dolor suele meternos, no queda otro remedio que adentrarnos en él y explorarlo con plena atención y profunda ternura. En este módulo examinaremos algunas técnicas que nos ayudarán a encontrar la salida de ese laberinto emocional en el que nos encierra el sufrimiento. La idea es la de transmutar el sufrimiento emocional en capacidad creadora.

 

  1. El mundo virtual frente al mundo real.

 

Los seres humanos hemos de enfrentarnos al mundo material que nos rodea para sobrevivir en él. Pero, precisamente porque somos humanos, vivimos paralelamente en otro mundo distinto que albergamos en nuestros cerebros: el mundo virtual. Uno de nuestros retos es poder distinguir entre ambos mundos; el real y el virtual. Para poder hacerlo es bueno que nos familiaricemos con los contenidos del mundo virtual, a fin de aprender a diferenciarlo del otro. La idea es que el mundo virtual nos facilite la vida en el mundo real, no que nos la complique.

 

  1. La realidad en la que vivimos: El presente es nuestra dicha.

 

El presente es el único momento real y, por tanto, el único momento en que vivimos. Si hemos de ser felices, solo lo podemos ser en el presente, pero para debemos relacionarnos con él de una manera diferente a como normalmente lo hacemos. Hay que aceptar el presente y saborearlo plenamente. Encontrar en él el sentido de vivir. El pasado y el futuro pertenecen al mundo virtual. El presente, al mundo real. Y no hemos de permitir que, ni el pasado ni el futuro, corrompan nuestra relación con el presente.

 

  1. Aspectos clave del mundo virtual (1): La vivencia del espacio y del tiempo.

 

La consciencia humana nos permite construir el espacio y el tiempo como formas mentales de nuestro mundo virtual. Los vivimos de una manera que trasciende la dimensión puramente material. Al hacerlo, comenzamos a vislumbrar en el cosmos la existencia de un insondable misterio, preguntándonos qué papel desempeñamos en esa realidad que nos produce asombro y nos inunda con su belleza. 

 

  1. Aspectos clave del mundo virtual (2): La proyección hacia el porvenir.

 

El futuro solo existe en el mundo virtual de nuestra imaginación, pero la imaginación es muy importante porque gracias a ella podemos configurar, hasta cierto punto, nuestro porvenir. La mirada hacia el futuro debe de ser abierta y creativa. Hemos de estar preparados para todo lo que pueda pasar, incluso para que nuestros más profundos deseos se conviertan en realidad. Hemos de aprender a relacionarnos con nuestra representación del futuro, de manera que no nos lastre, sino que nos de energía y nos permita realizarnos como seres creativos y generosos.

 

  1. Eligiendo la vida momento a momento.

 

Los seres humanos oscilamos entre identificarnos con el momento presente (lo que da lugar al yo de la experiencia) o escaparnos al mundo virtual (al yo narrativo). En muchos momentos de nuestra vida podemos decidir en cuál de los dos mundos queremos permanecer. Y de lo afortunado de esa elección va a depender, en gran parte, la calidad de nuestra vida. De esa elección depende que, a lo largo del tiempo, experimentemos más bienestar o más sufrimiento. Exploraremos, pues, las circunstancias que determinan el sentido de esta decisión continua y trascendente.

 

 

Lugar:

Casa de Espiritualidad BETANIA

c/ Mayor, s/n San Juan de Aznalfarache

(Sevilla)

 

Horario: Es un curso intensivo, en formato residencial.

Comienzo del curso: 6 diciembre, jueves a las 16:00 h.

Finalización del curso: 9 diciembre,  domingo a las 15:30 (después de la comida).

El curso incluye la docencia, alojamiento, manutención y diploma acreditativo de asistencia (24 horas).

Para la parte práctica del curso traer esterilla y cojín o zafu.

 

Inversión:  380 €

 

Información e inscripción:  

Mariló Gascón

Tfno: 635 148 333

email: norax.saludybienestar@gmail.com

www.noraxsaludybienestar.com